Sobre Mi

Antes que nada, me llamo Dulcía y mi nombre se pronuncia con acento en la í.

Emprendí y trabaje online desde 2012 hasta el 2019. 100% desde mi casa y con dos niños que hoy tienen 11 y 9.

Cuando me convertí en mama por primera vez, en junio del 2008 entre a un mundo no solo maternal, si no el de los blogs. Había mujeres que comenzaban a usar internet para compartir sus experiencias y todo lo que iban aprendiendo. Desde la lactancia materna, crianza con apego y demás cosas. A mí me ayudaron muchísimo.

Cuando tuve a mi 2da. Hija, casi 3 años después. Ya tenía en mente que quería hacer algo yo. Comencé a escribir un blog de maternidad que se llamaba Una Mama feliz, y trataba de contar mis experiencias pero siempre con soluciones prácticas.

El temita fue que comencé a disfrutar mucho del back de ese blog. Desde cómo cambiar el color del menú, hasta cómo hacer que mi blog llegue a más lectores, a ganar dinero a través del blog y demás cosas.

En resumidas, comencé a aprender sobre diseño web, marketing online, productos digitales, armar tiendas online, plataformas para cursos online, etcétera, etcétera, etceterísima.

Como en Argentina no estaba todo tan desarrollado, mis primerxs clientxs eran de otros países. Luego, de a poco, comencé a trabajar con mujeres argentinas mayormente, pero también tuve clientes hombres.

La verdad creo que me fue bastante bien.

¿Qué pasó entonces?

La historia larga hecha corta. Durante mucho tiempo pensé que si era lo que yo más quería hacer. Hasta que deje de disfrutarlo. Fui perdiendo el interés con el tiempo y según distintas cosas que me fueron pasando.

Comencé a pensar en mi futuro y la seguridad, y en ninguno me veía haciendo lo que estaba haciendo.

Asique cuando tuve la opción de comenzar a trabajar en otra cosa y bajo relación de dependencia no dije que no. Y hoy por hoy no me arrepiento para nada. Al contrario, estoy muy feliz no solo de haber tomado esa decisión, sino que además me gusta lo que estoy haciendo.

Lo que no quiero perder es este espacio  adonde escribo y lo público. No es que me interese que tenga una repercusión para mí, sino que el mismo efecto que me genera leer a otras personas, pienso que capaz lo mío puede hacer lo mismo. Aun si no lo hace, a mí me hace bien escribir y es mi forma de expresarme.

Eso es este blog.