Me cansé de emprender

Todo comenzó cuando no supe qué responder a la proyección mía en un futuro.
Esa que te preguntan como te imaginas de acá a 10 años

La mayoría decía que se veía dueña de, haciendo tal o cual, trabajando de y viajando por… Exitosamente exitosa, maestra de maestros, gurú de gurúes.
Y yo decía: la verdad, no sé ni que voy a hacer en una semana, bah siendo sincera, no sé ni que voy a cocinar esta noche, menos me imagino que voy a hacer de acá a 10 años.
Hasta que un día realmente me vi en 10 años y dije, ni en pedo voy a estar tratando de hacer webs, o adaptándome a lo que sea la moda del momento con internet.
Entonces ahí me vi en la necesidad de comenzar a formar algo más concreto y real. Para que cuando ya no me dé el cerebro para trabajar, pueda vivir de los frutos. Una propia jubilación, así pensé…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *