Como definir tu Público

¡Creando una Persona!

 

Cuando estamos en un negocio enfocado a alguien es muy útil saber a quién le estamos escribiendo. Cómo es esa persona, qué necesidades tiene, qué gustos y qué tipo de vida.

No, no es ser metida. Es conocerla tan bien que podemos ser la respuesta para ellas.
Un buen ejercicio  es “personificar” a alguien de tu público ideal. Es decir, ponerle nombre, cuerpo, imagen, edad etc.

Primeros Filtros

Género, edad, ubicación o idioma.

Segundos Filtros

  • ¿Qué tipo de trabajo realiza? ¿Se queda en la casa? ¿Sale a trabajar?¿ Trabaja desde casa?
  • ¿Tiene hijos? ¿Qué edades tienen sus hijos? ¿No desea tener hijos?
  • ¿Qué tipo de ingresos estimás que tiene?
  • ¿Cómo podría ser su casa?
  • ¿Qué actividades realiza?
  • ¿Tiene auto? ¿Usa el transporte público?
  • ¿Que le gusta hacer en su tiempo libre?
  • ¿Qué esfuerzos debe realizar? (Por ej. Llevar a sus hijos al jardín porque debe ir a trabajar, caminar a todos lados sin posibilidad de transporte, madre soltera, etc.)
  • ¿Que cosas creés que puede buscar en google?
  • ¿A qué páginas les hizo me gusta en Facebook?
  • ¿Qué cuentas de Instagram sigue si o sí?
  • ¿Qué tecnología usa?
  • ¿Le gusta mirar películas? ¿Cuáles son las que más le gustan?

Por supuesto que si ves a alguien en la calle no le vas a estar preguntando todo esto. Es un buen ejercicio para “CREAR” una persona. Puede ser que tengas a alguien de referencia. Pero si no, alguien “tipo”. Luego, cada vez que escribís o estás ideando algún producto o servicio nuevo,  vas a penasr en ella. Ella será tu lectora o cliente tipo. A este “tipo” de personas se estarán dedicando. Claro que habrán quienes escapen a la regla, pero es importante tener definido a quienes le escriben. Es una de las formas de destacarse del resto o tener en claro adonde apuntan.

Lee acá por qué es importante tener un perfil de cliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *