Apps, herramientas y programas que uso para mi día a día

La forma de organizarme y las herramientas que uso hoy no se me ocurrieron de la nada, si no que fui aprendiendo y probando cosas que le funcionaban a otras personas. Asi fui encontrando lo que a mi me funcionaba.

Acá les comparto lo que hoy uso para llevar mi emprendimiento online y desde mi casa.

Tangibles

1/ El bullet journal : Agenda

Que más que bullet journal con todas las letras es un cuaderno en donde escribo todos los días que tengo que hacer.

La mayoría de las veces hago así:

  • Los primeros días del mes hago calendario y anoto  todo lo que quiero terminar para este mes. Generalmente anoto todo lo que tengo en la cabeza, pueda o no pueda terminarlo lo anoto igual.
  • Los domingos a la noche o los lunes temprano dibujo la semana y anoto que es lo que quiero hacer. Tengo una intención bastante similar a la que hago a comienzos del mes, me refiero a que no se medir posibilidad / tiempo entonces anoto casi todo.
  • Y luego cada día voy anotando que quiero hacer. En esta, los últimos meses me ha salido bastante bien esto de anotarme menos cosas pero esforzarme por cumplirlas, algo que obviamente no e pasaba.

Acá también escribi sobre el bullet journal

2/ Lapicera Negra tipo gel

No escribo en mi agenda con otra. Si tengo que anotar todos los días todo lo que tengo que hacer mejor que sea con una lapicera que me gusta como lo deja plasmado.

3/ Cuaderno anillado

Después uso un cuaderno tipo A4 anillado, el más barato del súper. A veces es cuadriculado. Ahí anoto ideas, dibujos, brainstorming, y demás cosas que no tienen orden.

4/ Celular

No tengo notebook ni Tablet asique solo uso el celular. Por ahora es un Huawei P8 Lite. Funciona muy bien pero quiero cambiarlo. Porque sí.

5/ Pc

Y una pc de escritorio. Mi próxima compra va a ser una notebook, pero como quiero comprarme una buena buena, voy ahorrando de a poco.

6/ Auriculares

Son unos Sony de esos bien envolventes pero súper económicos. A veces me los pongo y me olvido de poner la música.

 

Esto es lo único tangible que tengo para trabajar. El resto son aplicaciones, programas o herramientas virtuales que uso y re uso.

Intangibles

En el celular

En orden de prioridades

  1. Spotify: Pago la suscripción porque para mí vale la pena. La escucho en el auto siempre.
  2. Gmail: no hace falta explicar. Amo todo lo de Google.
  3. Google Calendar: tengo todo todo. Desde calendarios con las actividades de los nenes, turnos médicos, mío personal, mío del negocio, del calendario editorial, de los cursos, etc.
  4. Instagram / Facebook: Quisiera no tenerlas porque me consumen mucha batería y me revienta. He intentado usarlas solo desde el navegador pero las apps tienen más facilidades.
  5. Apps del banco: Pago todo todo todo con dos click.
  6. Facturador Móvil del Afip: uso solo esto para facturar porque desde la web es tan incómodo como despertarte a la madrugada.
  7. Clue: llevo el registro de mi ciclo. Probé varias pero esta es la que más me gusta.
  8. Mercado Pago, ahora me compre el point. Para cobrar con Tarjetas desde mi celular. Si usás el código G3VJL te hacen $ 100 de descuento. 
  9. Later / Buffer: Later la estoy usando más para Instagram que si o si necesitas tenerla en el celu. Pero buffer no tanto, a veces cuando se me ocurre algo lo público ahí y lo dejo para más adelante.
  10. Wunderlist: mi cabeza funciona a mil en todo momento a veces me surge una idea cuando estoy en la calle, o me acuerdo algo que tenía que hacer y el bullet journal ya vi que no me sirve para esto, asique anoto ahí. Me aparece en la compu o en la web sincronizado asique es genial.

Restantes

  • Messenger Lite de Facebook: si fuese por mí no lo tendría de verdad. Pero sé que muchas personas me escriben ahí y no quiero no contestarles.
  • Pocket: acá guardo el contenido que después curo para compartir.
  • Brain.fm: música y sonidos para concentrarse. Como dicen ellos, una mezcla del cerebro de un neurocientifico y el corazón de un músico.
  • Pinterest: porque sí.
  • DU Recorder: para grabar la pantalla del celu. La estuve usando hace poco para grabar cosas para las stories de Instagram.
  • PS Express: para editar fotos. Usé Snapseed que también me gusto pero ahora estoy probando esta.

 

En la PC

Windows y paquete de Office 2013

Flux: controla la luminosidad del monitor según la hora.

Freedom app: De verdad que hasta me da bronca usarla pero la adicción es real y soy común a todos. Controla la conexión a internet para determinadas páginas como por ejemplo: Facebook, WhatsApp web, Pinterest, Amazon, YouTube, Pinterest, twitter, etc. Le configuras los días y horarios que querés que te bloquee. Está muy buena. Como todo, la puedo desactivar y seguir usando. Pero a veces ni siquiera lo hago y espero a que se termine la hora. Punto para mí!

Google Drive for ever.  Mi carpeta principal es la de drive, asique todo se graba ahí. Es por ese motivo que cuando se me rompió el disco de la notebook, no perdí nada. Porque tenía todo. Uso Google Apps para el mail y además pago por 100gb más.

Disco externo Western Digital de 1 tb. Para guardar fotos.

Photoshop / Lightroom / Illustrator /Premiere: Suscripción del creative cloud for ever.

Camtasia: fui technical preview durante casi un año asique me dieron en forma de pago la licencia del programa. Lo uso para los videos tutoriales y alguna que otra edición sencilla.

Mp3 Skype Recorder:  cuando grabamos los episodios vía Skype con Lu  del Podcast de La Vie Online.

Spotify , Wunderlist, Skype, Hangouts. Etc.

 

Bueno, éstas son las que uso diariamente. Si hay más instaladas no las uso. Para otro post es las extensiones de navegador, Google Chrome.

 

¿Hay alguna aplicación que no conocías?

¿Qué otras usas?

 

Cuál es la razón por la cual se hace negocio: Necesidades. Soluciones. Intercambio

Cuál es El problema: no sabemos identificar lo que realmente hace que las personas nos compren.

Solución: aprender a identificar la necesidad en otros y cómo podemos ayudar nosotros con nuestro negocio.

Uno de los problemas que yo tuve y sé que a muchos les pasa a la hora de iniciar o seguir con su negocio, es identificar qué es lo que realmente se está vendiendo.

Cuando estaba estudiando, nos recibíamos con un proyecto de inversión real de algún negocio relacionado con servicios turísticos. Para tener una idea rentable, el profesor nos dijo que analizáramos la ciudad e hiciéramos un diagnóstico: qué se puede solucionar, qué se puede mejorar, qué hace falta.

Muchas de las cosas que planteé fueron vetadas y me frustré bastante (me acuerdo la bronca que sentí cuando me di cuenta que mi PowerPoint súper animado no traía ningún beneficio a lo que faltaba). Hasta que el profesor me dijo: dejá de ver lo que “a vos te parece que hace falta” e investiga y estudia que es lo que realmente hace falta. No hace falta innovar, traer algo nuevo y/o inexistente. Hace falta ver desde la necesidad real de la comunidad. No desde lo que vos creés.

Hasta el día de hoy no sé cómo aprobé y me recibí porque no entendí esto de las necesidades hasta que comencé con el blog y estudio de marketing online para esto que hago ahora.

La mentalidad con ojos de necesidad

Cuando comencé “con esto de los blogs e internet” me cayeron todas las fichas. Todo lo que alguna vez había leído, aprendido y estudiado comenzó a tener sentido. Quién diría.

Detectar necesidades, problemas que necesitan una solución. Es la parte, para mí, que hace que un negocio funcione o no funcione. Luego habrá más cosas, pero ésta es la base.

¿Qué problemas están teniendo que necesiten una solución y no haya? ¿Que necesitan resolver y no encuentran?

Todos compramos para tener una solución a algo.

  • Si compramos comida es porque necesitamos comer. Solucionamos el hambre.
  • Si compramos ropa es porque necesitamos vestirnos, solucionamos el abrigo.
  • Si pagamos Netflix es porque queremos ver películas, distraernos. Solucionamos la necesidad de ocio y el entretenimiento.
  • Si compramos algún libro de autoayuda, es porque queremos sentirnos mejor. Solucionamos algún malestar emocional o anímico que tenemos.

Las necesidades no siempre son materiales y resuelven situaciones básicas y elementales para el ser humano. Yo ofrecía servicios de diseño web, a emprendedores que necesitaban tener una herramienta de venta online las 24hs. Para poder tener más ventas y presencia con su negocio en las redes. Les ayudaba a solucionar un canal de venta de su negocio.

Salir de la mentalidad “cómprenme porque estoy vendiendo lo que a mí me parece” a “veo tu necesidad y sé que con lo que yo hago puedo ayudarte a resolverla” no es difícil, pero tampoco es tan clara al principio.

Yo creo que el negocio es sinónimo de intercambio. Y el intercambio se produce cuando “con lo que yo sé o puedo hacer” le ayudo a “resolver un problema o satisfacer una necesidad a alguien”.

Viendo desde esta óptica y sincronizando el por qué yo quiero estar acá e intercambiar con otros me ha ayudado a tener un negocio con intención y propósito. Para mi hoy, es la única forma que vale.

Un poco de ayuda para detectar la necesidad real en las compras

Comenzá por preguntarte el porqué de tus últimas compras. Por ejemplo, mi última compra fue el Mercado Point de Mercado Pago

  1. Por qué: para poder vender con tarjeta a quienes les venda acá en mi ciudad
  2. Por qué: no todos tienen el efectivo para pagarme en el momento o quieren hacer una compra en un solo pago y no me quiero perder una venta por no poder ofrecer otras formas de pago.
  3. Por qué: es menos engorroso (y más directo) vender con el celular, que estar enviándoles el enlace
  4. Por qué:  es más barato y rápido que habilitarme para un POSNET.

Lo que resolvió es la movilidad. Tener algo que me permita ofrecer otras formas de pago a donde quiera que vaya con mi celular (a todos lados), lo que me ayuda a “vender más” . Porque cobrar con tarjeta podía hacerlo desde otro lugar.

Ante última compra: una malla para la playa para mi hijo.

  1. Por qué: Necesitaba una para ir a la playa y no tenía.
  2. Por qué: Por qué una malla y no un short común? Comodidad. Porque la malla tiene un material que se seca rápido si se moja.
  3. Por qué: Porque yo evito que una ropa que es para otra cosa, se use en la playa y quede estropeada.

La necesidad no era la ropa en sí, si no en el beneficio de tener esa prenda. La diferencia en la tela de esta prenda, ayuda con respecto a las otras. Porque digamos que para ir al a playa se puede ir con cualquier cosa.

Ahora te toca a vos, hacé  una lista de las últimas compras que hiciste para vos: y comenzá a ver tus porqués. Al final, fíjate realmente en que es lo que te sirvió. A medida que vayas entrenando tu visión, vas a poder verlo en los productos o servicios que ofreces.

 

PD: Otro día hablaré sobre la diferencia de teorías con respecto a las necesidades humanas, algunos piensan que son ilimitadas y otros que hay un número básico de necesidades (a todos por igual) y cada cultura y sociedad las satisface a su manera.

Un Plan de Negocios muy Simple para Emprendedoras

Me recibí de Técnica en Gestión de Servicios Turísticos y una de las últimas materias era crear un proyecto de inversión real. Para esto, teníamos que hacer un plan de negocios.

Nos fue bien y aprobamos. Habíamos expuesto que los números que planteábamos funcionaban y el negocio podía ser rentable. Un año después, tuve la oportunidad junto con dos mujeres más de abrir un emprendimiento en mi ciudad.

Aun asi, en ese momento no apliqué todo lo estudiado. Más bien podría decir que lo hice “a lo que me pareció”.  En ese momento pensé que estudiarlo de teoría estaba muy bien pero que en la práctica es todo mucho más difícil. Y a veces no tan utópico como se plantea en un plan de negocios. Además ni loca me tardaba en hacer uno, cuando el negocio queríamos levantarlo ahí en ese momento.

Si bien el negocio no continuó, y no por la falta de un plan de negocios, creo que hubiese estado bueno sentar las bases de un negocio que me permitia ver las cosas desde afuera. Para poder tomar decisiones correctas y no perder tiempo.

Este plan, en resumidas es una mezcla del DNI y CV de tu negocio.

Cuál es tu negocio, por qué existe, para quiénes, y cómo va a subsistir. Como realmente va a convertirse en Negocio y no un hobbie.

No digo que un plan de negocios no funcione. Y tampoco pienso que no debería existir. Es obligatorio. Pero nosotras como emprendedoras tenemos dos problemas:

  1. Nos cuesta aceptar que tenemos un negocio. Lo vemos como un hobbie, no le damos la entidad que se merece. Nos vemos como vendedoras y no como dueñas.
  2. Creemos que un plan de negocios o cualquier “testamento” es solo para negocios o empresas grandes. A nivel corporativo. O Solo se hacen cuando uno quiere solicitar un crédito.

Es cierto en ambos casos. Pero igualmente uno tiene que tener un plan y una hoja de ruta para su emprendimiento.

Lo que yo hago es hacer algo mucho más simplificado. Me respondo preguntas básicas e ideo lo que está a mi alcance. Esto me ayuda a tener un mini plan de negocios, muy sencillo pero útil como para darme claridad y manifestaciones para luego plantear que pasos voy a seguir.

Antes de comenzar con las preguntas externas de mi negocio comienzo con lo primero

Mi por qué: ¿Por qué quiero hacer esto?

¿Qué quiero lograr? ¿Cómo me quiero sentir?

Esta para mi es la base de las bases. No hay pregunta más básica, necesaria e importante que esta. El Por qué tuyo. De ahí parte tu mensaje hacia el resto.

El problema es que es la más difícil de responder. Porque estamos tan acostumbrados a creer que el resto sabe mejor de nosotras que nosotras mismas, que lo primero que hacemos cuando tenemos una idea es preguntarle a alguien de afuera. Y no con nosotras, con nuestro cuerpo, nuestra intuición o “tripas”.

Este punto lo puse primero porque creo que es el más importante. Pero si no estás preparada para responderlo, no te hagas problema. Seguí con el resto y ya te va a llegar la respuesta.

Las 4 Preguntas de mi Mini Plan de Negocios

El Qué

¿Que estas vendiendo? ¿Cuál es tu producto? O servicio? En qué consiste?

Ej. Yo estoy vendiendo servicios de diseño web. Y también cursos online.

A Quién

¿A quién se lo estas vendiendo?

Ya sabemos que no todo es para todos. Me refiero a que hay un grupo de gente que realmente necesita lo que nosotros tenemos que ofrecer. ¿Quiénes son esas personas?

Además de reunirlas por necesidad, tienen otras cosas en común?

Por ej. Yo me enfoco en personas que están necesitando aprender a bloguear. Pero todas? No. Mujeres, pueden ser mamas o no, pero que rondan los 25 a 45 años.

El grupo de personas a las que querés o podes ayudar lo definís vos. Y nunca viene mejor dicha la frase “el que mucho abarca poco aprieta”. De esto más en otros post, pero créeme que mientras más los identifiques, mejor.

El Por qué

Más allá que tengas identificado al grupo de personas al que querés ayudar. Tenés en claro el por qué?

Porque lo están necesitando? Que necesitan resolver?

Porque te comprarían? Por qué y en que tu producto o servicio las va a ayudar?

Siguiendo con mi ejemplo: Las mujeres en las que yo me enfoco están en una etapa particular de sus vidas que necesitan comenzar a hacer algo que les guste, que las motive y las llene espiritualmente. Porque se cansaron de depender de alguien. Ya sea un trabajo o una persona. Se cansaron de hacer trabajos que no las llenan espiritualmente, no les apasionan.

Porque quieren tener más tiempo libre. Y aunque sepan que tienen que trabajar hasta capaz un poco más, necesitan ser dueñas de su propio tiempo.

El Cómo

¿Cómo vamos a llegar a estas personas? ¿Cómo se van a enterar de que nuestro producto o servicio les puede ayudar?

¿Qué herramientas (físicas u online) necesitamos?

¿Cómo vamos a promocionarnos? ¿Un blog? Redes sociales? ¿En cuáles?

Estas son las preguntas iniciales que me hago para todo. Para cualquier idea que tengo en mi cabeza. Y hasta llegue a un punto en que no puedo comenzar nada si no me planteo primero esto.

¿Por qué? ¡Porque para mí es lo básico. Primero tengo que saber el porqué de todo. Luego, más adelante, analizaré si funcionara o no. Pero te aseguro que nada va a funcionar si no sabes el por qué lo vas a estar haciendo.

Una vez que tenés listo esto vas a tener mucha más claridad para todo. Después, a medida que va creciendo tu emprendimiento, lo vas perfeccionando o complejizando más. Pero para empezar esto va.

La Oscuridad

Hace tiempo ya que quiero escribir esto y ahora es el momento. Lo debía.

Mucho se habla de responsabilidad y constancia. Entereza. Nada permitido al error. Si se compra online, no se puede fallar, porque si no, sos mal emprendedor, un irresponsable.

A mi me paso hace casi dos años. Prometí algo que no llegué a cumplir, al menos hasta ahora. Me comprometí con cosas que no pude cumplir… por que la vida.

En este post capaz lees demasiada info personal y a la vez catártica. Sí. Esa es mi intención. Contarte que cosas pasaron para también mostrarte que detrás del emprendimiento de una persona, sigue estando la vida de esa persona. Y como somos nuestros emprendimientos, nuestra vida personal afecta en la misma proporción.

En Marzo del 2015 me separé del papa de mis nenes después de una relación de 11 años. Fue una separación charlada, sin resentimientos ni rencores. Bastante amorosa diría yo. Ambos sabíamos que así estamos mejor.  Nuestros hijos a veces dudan de eso, pero es que no se acuerdan de las peleas porque simplemente no queríamos seguir siendo pareja. No queríamos que se acostumbren a vivir así.

Si bien hasta acá suena todo perfecto, pasaron muchas cosas que no tuve en cuenta:

A los 25 años ya había tenido un emprendimiento y tenía la posibilidad de otro. Pero decidí dejar de trabajar cuando fui mamá. Comencé con esto de los blogs y diseño web, y descubrí que me gustaba. Comencé a hacerlo. Mi intención con respecto a mi trabajo siempre fue la misma: hacer algo que me guste, ser responsable, y sí, ganar dinero. Pero al no tener necesidades (es decir, no tenía que trabajar para comer), lo trataba más como un hobbie que daba plata que otra cosa. Con el tiempo fui viéndolo como un negocio. Y me di cuenta que administrativamente no lo estaba manejando muy bien. No sé si para todos (quisiera pensar que no) pero hace falta tener esa necesidad, ese sentido de la urgencia para repensar y valorar las cosas.

A pesar que fue una separación súper consiente y tranquila, con un duelo que yo venía trabajando desde mucho antes de separarme, no dimensioné el cambio emocional que tuve. Es que una no lo piensa porque no sabe. Al menos para mí, era la primera vez que me separaba.

Los primeros desajustes emocionales fueron de mis hijos y ahí estuvimos para bancarlos. Ambos. De tener charlas con el equipo directivo del jardín para ver como sostenían a la nena que estaba teniendo problemas de conducta, llantos, berrinches, cambios de humor, a llevar al psicólogo a otro nene que a veces mojaba la cama.

Cuando todo más o menos se calmó un tiempo después, comenzaron mis ajustes emocionales personales.

Emm… que decir. Se me ocurre tirar algún chiste irónico pero la verdad es que eso fue justo lo que pasó: salió a la luz todo lo oscuro. Lo único que puedo decir es que me pase meses llorando todos los días. De todo. No solo de la separación. De todo.

De cosas que no tenía resueltas hacia años.

De haber hecho frente a todos para poder educar a mi hijo en libertad, en casa a tener que aceptar que no podía hacerlo, que no me daba la cabeza ni el tiempo, y que tuve que llevarlo a la escuela. (para mí, en ese momento; la escuela era como un monstruo: sistema, leyes, rigidez, falta de espontaneidad, etc.).

De ver que venía acostumbrada a una cantidad de ingresos y que intenté querer pagar con un hobbie al que todavía no sabía ni cuanto ingresaba ni cuento salía. Que en un momento deje de querer seguir haciéndolo porque lo único que quería era no pensar más. Trabajar en otro lugar en donde tuviera sueldo fijo y nada más. Sin embargo, no hice más que seguir hundiéndome.

De estar sin ganas de estar con mis hijos.

De estar sin familia. Mis amigas me ayudaron muchísimo, pero cada una tiene su propia familia. Y yo, por más que quisiera, no lo soy.

Que me sentía una farsa. Que ya no quería hacer lo que estaba haciendo. Que me sentaba en frente de la computadora y no se me conectaban ni dos neuronas.

Pero lo peor de todo, de tener que hacerme cargo que todo este re equilibrio personal solo se solucionaba transitándolo. Que no podía seguir evitándolo.

Ahora que estoy con Stranger Things es muy similar a ese mundo oscuro. Muy muy parecido.

De a poco voy a ir contando en que cosas me fui ayudando y permitiendo que me ayudaran. Por más que mi vergüenza a la exposición y auto expresión me digan que no, sé que no soy la única que ha pasado por esta transición.

 

Entonces, volviendo al tema emprendedoril…

Creo que a pesar de todo no lo hice tan mal. Pero si pude ver otro aspecto de esta vida emprendedora que no habia tenido en cuenta: ¿Que pasa cuando sos una persona sola y tenés algo que no podés cumplir?

Me gustaría saber y pensar en ¿Cómo una persona tiene que hacer esto? Me refiero a que en esto estoy yo sola. Yo no pude porque estaba mal emocionalmente, pero también pasa cuando tenés un hijo, o un hijo se enferma, o una enfermedad o algo más trágico?

¿Qué se hace en esos casos cuando no se puede cumplir con una parte? ¿Cómo pensás que se podría evitar o prevenir?

10 Cosas que me gustan de mi

Uno de los ejercicios del curso de BlogWork es hacer una lista de cosas nuestras. Yo ya hice una de 32 cosas que no saben de Dulcia y no quería seguir la ñoñera. Asique acá hice una específicamente de cosas que me gustan de mi.

 

  1. El humor ácido que tengo
  2. La rapidez para contestar cuando me enojo.
  3. La capacidad para acordarme de cosas o, datos eventos o hechos. Es algo que a veces hasta me asusta porque me acuerdo de cosas que a veces no fui consciente, como por ej. Códigos, números de teléfono o patentes de auto. Cosas que me contaron mis amigas o que les paso y capaz ni ellas lo recuerdan. Sin embargo no siempre tengo la misma facilidad para MIS cosas 😉
  4. Poder hacer una re comida con cualquier cosa que tengo en mi casa.
  5. La empatía. Me gusta (aunque a veces me cansa) poder ver ambos lados de una situación. Me hace juzgar menos.
  6. Que puedo estar una semana sin ver televisión. Y me divierte más ver cursos que televisión sin sentido.
  7. La inteligencia mental espacial que tengo. Quiero decir que, puedo armar sin problemas valijas, hacer entrar cosa en baúles, ordenar alacenas y demás cosas en las que haya que ubicar cosas tipo tetris (que dicho sea de paso, fue el 1er. Jueguito de la primer computadora que tuve a los 6 años)
  8. Que siempre encuentro lo que busco. Bah, 99% de las veces. Ya sean datos, info o cosas.
  9. Mi letra
  10. Lo relajada que soy. Muy muy muy pocas cosas me ponen nerviosa. Si es que lo fuera no me doy cuenta. Muy pocas veces siento nervios. Y más me gusta que no a todos les cae bien eso jajá.

Una que está en la mitad, pero más para el lado de Me gusta es Mi intuición. A veces esta me molesta porque la lógica y la razón me dicen una cosa y “las tripas” otra, entonces no le quiero prestar atención. Pero casi siempre tiene razón, en la impresión de personas, en lo que me parece que le está pasando a alguien, en tomar decisiones, aunque acá patino mal porque para tomar decisiones quiero tomar en cuenta la razón y la intuición y me demoro, pero de a poco le voy dando más pelota a mi intuición para esto.

Si haces una avisáme! En Facebook, Instagram o pegala acá en los comentarios 😀

Pack Blogger

¿Qué cursos son?

Yo lo llamo Pack Blogger porque creo que es casi todo resumido de lo que necesitas para bloguear. Aunque no, lo primero que necesitas es empezar. Pero si no sabes cómo seguí leyendo.

Podés comprarlos todos juntos con un descuento del 50%. O por separado con un descuento del 30 % poniendo el código PACKBLOGGER.
Esta promo es válida hasta el domingo 17 de septiembre.

BlogWork

AR$750.00
Inicialmente comenzó como un curso casi totalmente teórico y ahora es teórico y práctico. Vas a tener una lección pero también una tarea. RetoBlog es una mezcla de BlogWork y el #Reto30 que hicimos por varios años (que era una tarea diaria x 30 días para mejorar tu blog)
Comienza el lunes 18/09. Dura 7 días.

Ver más

Calendario Editorial

AR$850.00
Es un taller donde vamos a pensar, idear, planificar y programar el contenido para publicar en tu blog (que el método también puede aplicarse a redes sociales, aunque no está enfocado para eso). Es 100% práctico y dura una semana, con una actividad diaria.
Comienza el Lunes 25/09.

Ver Más

Newsletter

AR$850.00
Este curso es nuevo y enseño a usar Mailchimp y a enviar Newsletters. Es un curso sencillo pero aconsejo que quienes lo hagan al menos hayan hecho alguno de los cursos anteriores porque para enviar Newsletter hay que saber QUÉ enviar y a quiénes. Y eso no va a estar incluido en este curso.
Comienza el 22/10. Incluye tutoriales y lecciones. Acceso al contenido siempre. Mi asesoría dura 1 mes.

Ver Más

Digitables

AR$850.00
Es un curso que te enseña a pensar, hacer, vender y entregar productos digitales y/o servicios online. Lo lancé hace tiempo y ahora está actualizado y completo. Es contenido bastante práctico y completo. No es para terminar asi muy rápido, pero yo voy a estar respondiendo todas las preguntas durante un mes en un grupo cerrado. Quienes ya hicieron Digitables anteriormente tienen acceso libre. Esperen un mail los últimos días de septiembre para avisarles.
Comienza el 12/11. Acceso al contenido siempre. Mi asesoría durante 1 mes.

Ver Más

Tu Web con WordPress | Módulo UNO_

AR$850.00
WordPress: es el módulo 1 del curso de Tu Web Con WordPress y es 100% práctico y básico. Son más de 15 video tutoriales en donde te enseño a usar WordPress. Tenés acceso inmediato y es complemento para usar con todo. Si tenés Blogger y querés pasarte a WordPress te sirve. No enseño como usar o bloguear con Blogger.
Acceso al curso inmediato y a un grupo privado para hacer consultas.

Ver Más


 

Podés acceder a todos estos cursos $ 2150 > COMPRAR ACÁ el PACK BLOGGER

Si estás interesada en uno o más cursos pero no todos, podés comprarlos individualmente, haciendo click en cada uno.